Recetas de Pisto

Nuestras mejores recetas de pisto

Pisto a la catalana

Pisto a la catalana

El pisto es un plato típico del verano ya que sus ingredientes son fáciles de encontrar sobre todo en esa época del año. Por eso se suele tomar tanto caliente, como tibio.

El pisto a la catalana o samfaina es un plato típico de esta región, y se diferencia de los restos de pisto en que tiene más ingredientes, como la berenjena o el pimiento morrón.

Este pisto se suele utilizar a modo de guarnición de carnes, como el pollo o la ternera, por lo que puede ser un acompañamiento ideal, saludable y sabroso para dejar a un lado las tan manidas patatas fritas.

¿Que ingredientes vamos a necesitar?

  • 3 cebollas blancas medianas
  • 3 berenjenas grandes
  • 3 calabacines medianos
  • 300 gr de pimientos verdes
  • 1 pimiento morrón rojo grande
  • 2 patatas pequeñas
  • 750 gr de tomates maduros
  • 2 copas de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal, al gusto
  • 1 pizca de azúcar

Preparación del pisto a la catalana:

En primer lugar pelamos las cebollas, y las cortamos con un cuchillo en rodajas finas.

A continuación, ponemos una sartén a fuego medio con 3 cucharadas de aceite de oliva. Cuando empiece a calentarse, añadimos la cebolla para que se cocine.

Escaldamos los tomates en agua hirviendo durante 2 minutos y les retiramos la piel y las pepitas. Cuando las cebollas estén blandas y blanqueen, añadimos los tomates en trozos.

Seguimos con el sofrito 15 minutos más, removiendo y aplastando los tomates de vez en cuando.

Mientras tanto, lavamos los pimientos, los partimos por la mitad y les quitamos las semillas. Los cortamos en trozos pequeños. También lavamos las berenjenas y las cortamos en trocitos. Luego pelamos los calabacines y los cortamos también en trozos pequeños. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas.

Ponemos otra sartén a fuego medio con 3 cucharadas de aceite de oliva y sofreímos en ella los pimientos, las berenjenas, las patatas y los calabacines.

Tapamos esta sartén y dejamos que cueza todo durante un tiempo, hasta que todos los ingredientes estén tiernos, unos 20 minutos. No te olvides de remover los ingredientes de vez en cuando.

Una vez que tengamos todos los ingredientes blandos (los de las 2 sartenes), los mezclamos en una sola sartén y le añadimos 1 pizca de azúcar. Probamos el pisto y rectificamos de sal.

Vertemos encima el vino blanco y lo dejamos que se reduzca todo junto durante 10 minutos más. Servimos en caliente

Esta receta la podemos elaborar fácilmente con una olla gm. ¿Qué no tienes una? Pues puedes leer las opiniones de la olla gm aquí para convencerte de que es un ayudante único.