Recetas de Pisto

Nuestras mejores recetas de pisto

Ratatouille

Ratatouille

La película que lleva el mismo nombre que este plato impulso a los más pequeños a que probarán el ratatouille, un plato francés que es una versión más fina que el pisto español.

Es un plato que suelo preparar básicamente en verano, cuando están disponibles los vegetales coloridos de la receta: tomates, calabacín, berenjenas y calabaza. Por eso suelo llevarlo como guarnición de la carne y el pescado, a las barbacoas que celebran familia y amigos.

Una barbacoa y una ración de ratatouille es todo lo que necesitan unas costillas o unas chuletas a la parrilla.

Puede que en otras épocas del año no tengas a tu disposición todos los colores de los pimientos, y otras veces puede que no tengas tomates frescos. Pero, en general, puedes hacer la receta con cualquier combinación de vegetales coloridos.

Lo ideal es rebanarlos lo más finamente posible, y colocarlos artísticamente en una bandeja de horno o en una fuente ovalada, alternando las rebanadas y los colores.

Los olores que desprende el horno son suficientes para reafirmar tu amor por el ratatouille. Aquí está mi receta de este pisto francés. Creo que te encantará tanto como a ti.

Porciones: 4 a 6

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Tiempo total: 45 minutos

Ingredientes

  • 1 tomate mediano en rodajas
  • 1 cebolla mediana en rodajas
  • 1 pimiento verde en rodajas
  • 1 pimiento rojo en rodajas
  • 1 pimiento amarillo en rodajas
  • 1 berenjena pequeña en rodajas
  • 1 calabacín mediano en rodajas
  • 1 calabaza amarilla mediana en rodajas
  • 1 diente de ajo picado
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 60 ml de vinagre balsámico
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de tomillo fresco

Indicaciones

Precalentamos el horno a 180º C y preparamos una bandeja de horno rociando toda la base y los lados con aceite de oliva, para que no se peguen los ingredientes.

Rebanamos todos los vegetales, con la piel incluida. En el caso de la calabaza, el calabacín y la berenjena, lavamos bien la piel, pues no la vamos a quitar.

Puedes utilizar una mandolina para rebanar todos los ingredientes, ya que si lo haces con un cuchillo tardarás mucho más tiempo. Tanto si utilizas una mandolina, como un cuchillo, que el filo esté bien afilado, para no estropear el vegetal.

Una vez cortados todos los vegetales, disponemos las rebanadas en la bandeja del horno, alternando los colores: una rebanada de tomate, una de cebolla, una de cada pimiento, una de berenjena, una de calabacín y una de calabaza; después se vuelve a empezar de nuevo.

Así se cubre la base de la bandeja, y los lados, todo lo que de.

Por otra parte, se mezcla el aceite de oliva, el vinagre balsámico, la sal, el tomillo y el ajo picado en un bol pequeño, batiéndolo hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.

Vertemos esta mezcla sobre los vegetales y lo introducimos en el horno para que se cocinen durante 30 minutos a la misma temperatura. Al terminar el tiempo, puedes probar y rectificar de sazón si es necesario.