recetapisto.net

Recetas paso a paso

Empanadillas de pisto

Estas empanadillas de pisto son deliciosas, crujientes por fuera y suaves por dentro. El relleno de pisto es sabroso y aromático, y combina perfectamente con la masa dorada y crujiente. ¡Anímate a probar esta receta y sorprende a tus invitados!

Ingredientes necesarios

Para elaborar unas ricas empanadillas de pisto caseras, ¡necesitarás reunir estos ingredientes!

  • Masa - Harina, agua, aceite de oliva y una pizca de sal. Yo suelo usar harina de trigo, pero si lo prefieres, puedes experimentar con harinas integrales o sin gluten. ¡A veces, incluso añado una yema de huevo para conseguir una masa más fina y crujiente!
  • Relleno - Pisto (cebolla, ajo, pimiento, calabacín, tomate y zanahoria) y carne picada (opcional). Personalmente, me encanta añadir una cucharada de pimentón dulce al pisto para darle un toque de sabor. También puedes probar con especias como comino o pimienta negra. ¡No te olvides de sazonar con sal y pimienta al gusto!

Preparación del pisto

¡El pisto es una de esas recetas que nunca fallan! Es un sofrito de verduras típico de la cocina española, y una vez que lo pruebes, ¡querrás hacerlo todo el tiempo!

Para prepararlo, necesitarás cortar las verduras en trozos pequeños y sofreírlas en aceite de oliva. Primero, añade la cebolla y el ajo, y cuando estén dorados, incorpora el pimiento y la zanahoria.

Empanadillas de pistoRecuerdo que mi abuela siempre decía que el secreto para un buen pisto era dejar que las verduras se cocinaran lentamente, para que se caramelizaran y desarrollaran todo su sabor.

Por último, agrega el tomate y cocina hasta que esté bien hecho. Sigue estos pasos y obtendrás un pisto delicioso y en su punto.

¡Y no te olvides de probar diferentes variaciones! Por ejemplo, puedes añadir calabacín, berenjena o incluso champiñones.

También puedes servir el pisto como acompañamiento de carne o pescado, o simplemente disfrutarlo con un poco de pan. ¡Buen provecho!

Elaboración de la masa

¡Hacer la masa de las empanadillas es mucho más fácil de lo que piensas! Solo necesitas cuatro ingredientes básicos: harina, agua, aceite de oliva y una pizca de sal. En mi caso, siempre utilizo harina de trigo, pero si lo prefieres, puedes experimentar con harinas integrales o sin gluten.

En un bol, mezcla la harina, el agua, el aceite y la sal hasta obtener una masa suave y homogénea. Recuerda amasarla durante unos minutos para que quede bien elástica. Después, deja reposar la masa durante al menos 30 minutos. Esto ayudará a que se relaje y sea más fácil de trabajar.

Mientras tanto, puedes aprovechar para preparar el pisto o hacer cualquier otra tarea. ¡Incluso puedes tomarte un pequeño descanso!

Una vez que la masa haya reposado, divídela en dos partes y extiéndelas con un rodillo hasta obtener dos láminas finas. Si no tienes un rodillo, no te preocupes, puedes usar un vaso o una botella. Lo importante es que quede lo más fina posible.

Cuando tengas las láminas listas, corta círculos de masa con un vaso o un cortador de galletas. Yo suelo utilizar un vaso de agua, ya que me resulta más práctico y no tengo que preocuparme de lavar un cortador extra.

Y ahora, ¡ya estás listo para rellenar y formar las empanadillas!

Relleno y formado de las empanadillas

¡El relleno de estas empanadillas es una delicia! Me encanta la combinación de pisto y carne picada, es una mezcla perfecta de sabores. Recuerdo que mi abuela siempre preparaba empanadillas con este relleno para las reuniones familiares, y todos las adorábamos.

Para rellenarlas de manera eficiente, utiliza una cuchara y coloca una cantidad uniforme en cada círculo de masa. Esto te ayudará a asegurarte de que todas las empanadillas tengan el mismo tamaño y cantidad de relleno.

A continuación, cierra las empanadillas presionando los bordes con un tenedor para sellarlas y evitar que se abran durante la cocción. Si prefieres, también puedes usar tus dedos para sellarlas, pero el tenedor le dará un bonito toque decorativo.

En cuanto a la forma, puedes optar por la tradicional forma redonda o ser un poco más creativo y darles forma rectangular. ¡Todo depende de tu preferencia!

Un consejo útil es no añadir demasiado relleno, ya que podría hacer que las empanadillas se abran durante la cocción. Además, si quieres reducir el contenido de grasa, puedes utilizar carne magra en lugar de carne picada regular.

Empanadillas de pistoCocción de las empanadillas

¡Llegó el momento de darle vida a tus empanadillas! Tienes dos opciones principales para cocinarlas: freírlas o hornearlas. Ambas técnicas tienen sus ventajas y desventajas, así que te voy a contar cómo conseguir el mejor resultado con cada una de ellas.

Recuerdo que mi abuela siempre las freía en aceite de oliva virgen extra. Si decides seguir sus pasos, calienta el aceite a una temperatura de 180°C y fríe las empanadillas en pequeños lotes para evitar que baje la temperatura del aceite.

Cuando estén doradas por ambos lados, retíralas con una espumadera y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. ¡El olor y el crujido te encantarán!

Si prefieres una opción más saludable, puedes hornearlas. Precalienta el horno a 200°C y coloca las empanadillas en una bandeja forrada con papel de horno.

Píntalas ligeramente con aceite de oliva virgen extra antes de hornearlas durante 15-20 minutos, o hasta que estén doradas y crujientes. Recuerda darles la vuelta a la mitad del tiempo de cocción para que se doren uniformemente.

¡Y no te olvides de probar diferentes variaciones! Puedes experimentar con diferentes rellenos o añadir especias a la masa para darle un toque personal.

Receta

Empanadillas de pisto

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos

Una receta clásica de la cocina española que te permitirá disfrutar de deliciosas empanadillas de pisto caseras.

Ingredientes

  • 200 g de harina de trigo
  • 100 ml de agua
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de sal
  • 200 g de calabacín
  • 200 g de berenjena
  • 200 g de pimiento rojo
  • 200 g de tomate maduro
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones paso a paso

  • Comienza preparando la masa: mezcla la harina, el agua, el aceite y la sal en un bol. Amasa hasta obtener una masa suave y homogénea. Deja reposar la masa durante 30 minutos.
  • Mientras tanto, prepara el pisto: corta las verduras en dados pequeños y sofríe la cebolla y el ajo en una sartén con un poco de aceite. Añade el calabacín, la berenjena y el pimiento rojo, y cocina durante 10 minutos.
  • Incorpora el tomate, el pimentón, la sal y la pimienta, y cocina durante otros 10 minutos, o hasta que el pisto esté bien cocinado y las verduras estén tiernas.
  • Divide la masa en dos partes y extiéndelas con un rodillo hasta obtener dos láminas finas. Corta círculos de masa con un vaso o un cortador de galletas.
  • Coloca una cucharada de pisto en el centro de cada círculo de masa y cierra las empanadillas presionando los bordes con un tenedor.
  • Calienta aceite en una sartén y fríe las empanadillas hasta que estén doradas y crujientes. También puedes hornearlas a 180°C durante 15-20 minutos, hasta que estén doradas.

Notas:

  • Si prefieres una masa más fina y crujiente, puedes añadir una yema de huevo a la mezcla de la masa.
  • Para evitar que las empanadillas se abran durante la cocción, asegúrate de sellar bien los bordes.
  • Si quieres reducir el contenido de grasa, puedes hornear las empanadillas en lugar de freírlas.