Recetas de Pisto

Nuestras mejores recetas de pisto

Pisto con berenjenas

Pisto con berenjenas

No fue hasta que fui más mayor cuando le cogí el gusto al pisto. De pequeña, (como todos los niños supongo) no me gustaba especialmente las verduras, y en especial el calabacín. No me gustaba su olor ni su forma, y mucho menos su sabor.

Pero mi madre que es muy sabia, me lo camuflaba en otros platos para que yo no notará su sabor. Y una de las maneras era juntarlo con berenjena, que más o menos la toleraba.

Así, varios años después se me ocurrió variar los ingredientes de este típico plato español con más cantidad de berenjena y un poquito de calabacín. Porque todavía no me convence demasiado, aunque hago un esfuerzo por comerlo.

Tiempo de preparación: 30 minutos + el reposo de las berenjenas.

Y así es cómo yo hago mi versión del pisto con las berenjenas.

Ingredientes que vamos a utilizar:

  • 6 berenjenas grandes
  • 2 calabacines medianos
  • 2 pimientos verdes
  • 4 tomates
  • 1 cebolla
  • 150 gr de queso rallado
  • Sal y pimienta al gusto
  • Un poco de harina para rebozar
  • Aceite de oliva virgen

¿Cómo se elabora el pisto con berenjenas?

Lava bien las berenjenas y córtalas en rodajas grandes. Sazónalas con sal y resérvalas a parte. Al cabo de media hora, lávalas con agua y sécalas cuidadosamente.

Calienta una sartén con abundante aceite de oliva a fuego medio. Pasa las berenjenas por harina y fríelas en el aceite caliente. Sácalas en un plato con papel de cocina para que eliminen el exceso de aceite. Resérvalas al calor.

Pela la cebolla y rállala gruesamente. Pela los calabacines y córtalos en láminas. Lava los pimientos, quítales las semillas y córtalos en tiras. lava bien los tomates y córtalos en dados.

Pon otra sartén con un chorro de aceite a calentar, y sofríe la cebolla hasta que se ablande y se vuelva blanquecina. A continuación, añade los calabacines, los pimientos y los tomates.

Deja que cuezan todas las verduras a fuego lento hasta que todos los ingredientes se ablanden. Entonces sazónalos con sal y pimienta.

Precalienta el horno a 200 ºC con la función grill sin ventilador.

Coloca las berenjenas fritas en una fuente para horno. Vierte encima el pisto y espolvorea por encima el queso rallado. Introduce la fuente en el horno durante unos minutos, hasta que el queso se empiece a dorar.

Servimos en caliente.

¿Para que realizamos el proceso de reposo de las berenjenas en sal? Esto es porqué las berenjenas desprenden ácidos difíciles de digerir, así que, de esta manera se eliminan mediante este sencillo procedimiento.